Terrier Galés

Terrier Galés

El Terrier Galés (o Welsh Terrier) es una raza de perro que data de los años 1760. Originalmente fue criado para la caza de zorros, roedores y tejones, pero durante el último siglo se ha criado principalmente para las exposiciones caninas. A pesar de ello, ha conservado la fuerza de carácter propia de los Terrier y por ello requiere un trato firme y no agresivo.

El Terrier Galés se originó en Gales y se ha afirmado que es la raza de perro existente más antigua en el Reino Unido de acuerdo con la investigación de Julian Calder y Alastair Bruce para su libro, ‘El más viejo – en la celebración de la historia viva de Gran Bretaña’. El Terrier Galés se incorporó tardíamente al mundo de las exposiciones caninas en Gran Bretaña (era principalmente un perro de trabajo) y no se registró oficialmente hasta el siglo XIX.

Actualmente, está en la lista de razas en peligro de extinción del Kennel Club del Reino Unido, al registrarse sólo unos 300 cachorros al año, en comparación con las razas más populares, de las que se inscriben decenas de miles de cachorros cada año.
Posiblemente, el ancestro directo del Terrier Galés sea el antiguo Terrier negro y fuego de pelo duro que era muy popular en Gran Bretaña durante los siglos XVIII y XIX. Para fines del siglo XVIII ya existía una variedad de Terrier muy bien definida en el norte de Gales, que era usada para cazar nutrias, zorros y tejones.

Read moreTerrier Galés

Harrier

Harrier

Si bien el origen de esta raza ha sido cuestionado, dada la cantidad de diferentes versiones que existen de su cruzamiento, una de las versiones más consensuada narra que pueden haber llegado a las orillas de Gran Bretaña con los ejércitos invasores normandos de Guillermo el Conquistador en 1066. Y, también, hay bastante consenso en que el Harrier de hoy es producto de la cruza entre el Beagle y el Foxhound, nació en el sur de Inglaterra, y sus antepasados son los grandes perros sabuesos.

El Harrier es un perro fuerte y ligero, menos potente y es utilizado para cacería de liebres. Tiene un cuello largo y levemente arqueado en su parte superior. Los ojos, medianos y ovalados, suelen ser de color oscuro. Las orejas cortas, casi planas y en forma de V, están insertadas altas pero son llevadas péndulas.

El pelaje del Harrier es brilloso, duro, denso y corto, bien pegado al cuerpo. El pelo en las orejas es más fino en textura que en el resto del cuerpo. Son de color blanco, negro y corteza, limón y blanco, rojo y blanco, negro, blanco y corteza.

El Harrier tiene un olfato muy fino, es muy resistente, persistente…, parece que nunca se fatiga y puede alcanzar una buena velocidad y mantenerla, mientras sigue a su presa, razón por la cual ha sido utilizado desde sus orígenes para la caza en jauría.

No es recomendado para la vida de apartamento, si los dueños son sedentarios, porque necesitan espacio para mantenerse activos. Es un compañero ideal siempre que esté bien ejercitado, de otra forma puede convertirse en un perro necio y destructivo, o bien estar todo el día aullando. Son ideales para salir a correr.

Read moreHarrier